Seleccione un género:
 
 
Buscador


en google
musicauruguay.com
Noticias

"Por el gusto de cantar"
Numa Moraes y Erika Büsch en la Zitarrosa.

Con la sala casi llena, Numa y Erika presentaron un espectáculo que si tenemos que usar una sola palabra para definirlo diríamos Fino. Ambos llegaron con sus historias y el resultado fue bellísimo.
Nadie va a descubrir lo que es Numa cantando, pero su voz se sintió enriquecida con el primoroso aporte de la de Erika en algunas canciones, y cuando tocó hacerlo como solista, descubrimos a una cantante formidable como sinceramente no habíamos podido apreciar en actuaciones en festivales del interior en esta temporada pasada. Aquí pudimos escuchar hasta la más pequeña sutileza de su entonación y deleitarnos con un timbre que regocijó nuestros oídos. Y por si ésto fuera poco, se nos reveló como una gran compositora con temas como "Tangando sombras" o "Peleando tu suerte".
Y si se nota la influencia musical de Numa en Erika, también se da en sentido inverso, ya que Numa se prestó en varios pasajes a tocar ritmos más orientales (de Asia) y acompañado por tablas , que son dos tamborcitos (uno más grave) originarios de India.
Lo del cantor de Curtina es excepcional. Como escribimos otras veces, Numa ya está en la historia de la música uruguaya junto a los más grandes, y no solo por su canto y sus composiciones que son verdaderas obritas de arte, sino también porque es un trabajador incansable en pos de nuestra cultura, ya sea apadrinando nuevos valores como en este caso, o dando clases de guitarra, o difundiendo a distintos intérpretes nacionales y canciones de su inmenso archivo a través de la radio y la TV.
Particularmente vivimos los momentos más sentidos cuando escuchamos el audio de la voz de Alfonsina Storni y la sublime interpretación a dúo de la zamba de Yupanqui "Piedra y camino"
El acompañamiento musical fue correcto, destacándose el guitarrista Juan Ignacio Rivero en las interpretaciones solistas de Erika, ya que trabajó muy bien los climas y le brindó una base sólida para el canto.
En acordeones varias, se floreó como siempre Walter Roldán (demasiado apartado en el escenario), Raúl Díaz tocó charango, cuatro y bombo ( de a uno por vez), Ana Laura Suescun en tablas y coros (descalza y en loto como corresponde) y tuvimos el disfrute visual a que nos tienen acostumbrados los bailarines María Cristina Vares Y Carlos Alemán.
Nos gustó la escenografía a cargo de Guillermo Büsch y Guillermo Güenaga, que aportó calidéz al espectáculo y demostró la preocupación y la intención de dar algo más que canciones al público, tratando de crear un ámbito acorde.
En definitiva, a estár atentos a la salida del cd. porque sin dudas será un trabajo musical muy apreciado.

 

 
 
 
 
 
Estadisticas