Seleccione un género:
 
 
Buscador


en google
musicauruguay.com
Noticias
Néstor Vaz Quinteto

Escuchar música es indudablemente una experiencia sensorial. Y cada estilo tiene su sentimiento propio. Generalmente si  escucho rock me dan ganas de saltar o mover la cabeza, con los boleros me enamoro, con el folklore y el canto popular me siento muy analítico, algún otro estilo es detestable, y así con casi todo.
Y esto viene al caso porque lo que vivimos sensorialmente el miércoles 18 de julio en la Zitarrosa, fue como escuchar y vivir la música en su estado más puro. Trataremos de explicarlo.
Un compositor intelectual y académicamente  muy preparado, con una inspiración y una experiencia de vida impresionantes, junta todas estas virtudes, se sienta y escribe sobre el pentagrama un montón de notas en cierto orden para tratar de expresar sus vivencias  y sentimientos.
Décadas después, otros músicos toman esos papeles escritos, los leen, los ensayan, y no solo tocan las mismas notas , sino que también tratan de reproducir en la ejecución en sus respectivos instrumentos, los mismos sentimientos que quiso plasmar el autor. Es ahí donde surge la interpretación; y esa interpretación puede ser maravillosa estableciendo un puente directo al creador.
Exactamente eso sucedió en la actuación de Néstor Vaz Quinteto interpretando a Astor Piazzolla. Frente a una sala repleta de público que salió muy eufórico, y que aplaudió muchísimo durante todo el concierto, el Néstor Vaz Quinteto se mandó una actuación memorable.
La noche fue una fuente inagotable de música en su estado más puro. A cada pasaje increíble sucedía otro del mismo o mayor tenor. Fuerza, dulzura, razón, swing...mucho talento sobre las tablas.
El bandoneón  de Néstor Vaz puede sonar a guapo arrabalero, a lamento ,  a paisaje marino, o a Troilo. Todo cabe en ese maravilloso instrumento increíblemente ejecutado, creado para llevar la música sacra fuera de las iglesias, y que se ha transformado en el sonido del Río De La Plata.
Ni que hablar de los músicos del Quinteto. Todos ellos son músicos de primera línea y brillan con luz propia. No solo tocaron lo que tenían que tocar, sino que también se pusieron la camiseta  y eso se nota. Alvaro Hagopián en piano, Charlie Cardozo en contrabajo, Jorge Nocetti en guitarra eléctrica (¡ lo que le costó ésto a Piazzolla con la crítica!) y Matías Craciun en violín fueron excelentes aparceros en el camino de Néstor Vaz para interpretar a  Astor Piazzola .
Sobria, eficiente y amena la introducción realizada por Roberto Méndez, todo un profesional y un gran conocedor del tango.
Y cabe además un reconocimiento a la labor desplegada en la producción ejecutiva del espectáculo por Adriana Barreiro, que trabajó duramente semanas y que se vieron sus frutos con una sala llena.
A ella y a todos los que participaron de este emprendimiento artístico mucha felicitaciones y las gracias enormes por haber enriquecido el movimiento cultural uruguayo.
Tenemos dos videos para que puedan apreciar lo que pasó esa noche y además fotos.
Que los disfruten.

Videos---> Escualo  y Decarisimo     

Pagina 1
 
 
 
Estadisticas